El COVID-19 está impactando en nuestra economía, en nuestro sector y en nuestra forma de vida más de cuanto podamos alcanzar a imaginar. El equipo de Colliers en España sigue trabajando de forma segura desde sus casas, además de monitorizar y analizar constantemente la situación.

 

El equipo de Colliers, con más de 25 años de experiencia en el inmobiliario, siempre se ha caracterizado por responder rápidamente a los escenarios cambiantes de nuestro sector y por eso hemos preparado este punto de encuentro. Para que puedas seguir la actualidad junto a nosotros: ¿Cómo afecta esta emergencia a mi mercado? ¿Cuál es el contexto europeo? ¿Cómo gestiono esta nueva forma de trabajar?

 

No tenemos una bola de cristal para responder a todas estas preguntas, pero tenemos mucho conocimiento pasado que aplicar a situaciones futuras. Esperamos que aquí encuentres información útil y si tienes alguna inquietud o quieres compartir con nosotros algún tema, ya sabes, estamos para ayudarte.

 

_____________

DESDE EL FOCO, CUARENTENA INMOBILIARIA

POR MIKEL ECHAVARREN | 02/04/2020

¿Aciertan las nuevas medidas sobre el alquiler? ¿Cómo afectan a los distintos propietarios? Mikel Echavarren, CEO de Colliers lo explica en poco más de un minuto.

EL IMPACTO DEL COVID-19 EN LA INDUSTRIA HOTELERA

RESPONDE MIGUEL VÁZQUEZ| 01/04/2020

 

¿CUÁL ES TU VISIÓN SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA INDUSTRIA HOTELERA COMO CONSECUENCIA DEL CORONAVIRUS?

El impacto va a ser muy significativo y dependerá principalmente de la capacidad que tengan unos y otros países de controlar la expansión del virus. ​

 

En un mundo totalmente globalizado, el hecho de que las medidas dirigidas a contener dicha expansión se están tomando en momentos del tiempo distintos y con intensidades diferentes hará que los efectos sobre el sector hotelero se puedan prolongar en el tiempo, aunque la expansión del virus se controle en los países que hayan sido más efectivos en la gestión de la crisis.

 

Una vez controlada la expansión, las claves serán dos:

 

  • El tiempo que la población tarde en asimilar la situación​ y dejar atrás la psicosis colectiva de no interactuar con otras personas y principalmente de no viajar a otros países a través de transporte aéreo.
  • El impacto sobre el crecimiento económico en la medida que la previsible entrada en recesión de algunas de las principales economías​ a nivel mundial reducirá las decisiones de consumo de las familias y obligará a las empresas a implantar medidas de racionalización del gasto, entre ellas la reducción de viajes, reuniones, etc.

¿QÚE CONSIDERAS QUE PODRÍA PASAR SI LA SITUACIÓN ACTUAL SE PROLONGASE EN EL TIEMPO?

ESCENARIO 1: 1 MES MÁS

No es un escenario previsible dada la evolución de la situación que están presentando países como China o Corea del Sur, que fueron impactados ya en diciembre y que empiezan a ver resultados después de casi 4 meses.

 

No obstante, en el hipotético caso de que la actual situación se extendiese sólo un mes más a nivel global (expansión del virus controlada a finales de abril), el impacto quedaría principalmente encapsulado en 2020, pudiendo ver un inicio de recuperación de la confianza en el último trimestre o primer trimestre de 2021.

 


ESCENARIO 2: 3 MESES MÁS

El control de la expansión del virus en un plazo de tres meses parece ser un escenario de mayor consenso entre los operadores del sector hotelero. Puede ser más un deseo que una convicción, pero a la vista de la realidad que ha experimentado China y de la rapidez con que en este momento se están extendiendo las medidas de confinamiento a nivel mundial, podría ocurrir.

Esto llevaría a que la “fase de guerra”, situación de cierre de establecimientos hoteleros, actividades de restauración, empresas y negocios en general, finalizaría, pero empezaría una fase la de “posguerra” que podría tener efectos para el sector hotelero incluso peores que la fase de guerra. En efecto, en este momento todos los gobiernos se están volcando en dar soluciones de gran impacto a la industria en general. Unos y otros gobiernos están fomentando medidas de reducción masiva de costes de personal, bonificación de las contribuciones de las empresas al fondo de la seguridad social, posponiendo el pago de impuestos, facilitando financiación en condiciones favorables a pequeñas y medianas empresas, etc.

El día que los hoteles reabran como consecuencia del levantamiento de los estados de alarma de los distintos países, el paraguas gubernamental desaparecerá ​ y los hoteles tendrán que afrontar un escenario de lenta y progresiva recuperación de la demanda que les obligará a abrir gradualmente los hoteles y reanudar su actividad. Es probable que la normalidad total

ESCENARIO 3: LARGO PLAZO

 

Un escenario a más largo plazo incrementaría el riesgo de una recesión mundial con un impacto que podría pasar de ser coyuntural a estructural, y con efectos negativos más sostenidos en el tiempo.

¿CUÁLES CREE QUE SERÁN LOS EFECTOS A LARGO PLAZO EN LA INDUSTRIA HOTELERA?

 

A dos años vista, la caída vertical de la actividad, seguida de un periodo de lenta recuperación, dificultará extraordinariamente la posibilidad de volver a alcanzar niveles de RevPar similares a los registrados en 2019.

Sin embargo, en una visión a más largo plazo nuestro entendimiento es que el turismo volverá a retomar la senda de crecimiento en la que ha estado instalada, sin prácticamente interrupción, en los últimos 35 años.

 

Si se analiza el pasado, las 2 únicas interrupciones significativas del crecimiento en el número de turistas a nivel mundial estuvieron causadas por acontecimientos de gran impacto mediático, como fueron la guerra de Irak y el SARS en 2003 y la caída de Lehman Brothers en 2008. En ambos casos, en menos de 18 meses el nivel de turistas superaba ya el registrado con carácter previo a dichos eventos.

 

Es cierto que el nivel de impacto de esta pandemia ha superado el de cualquier otra reciente como el SARS, la gripe aviar o la gripe porcina, pero la historia prueba que la memoria colectiva acaba olvidando.

 

¿CÓMO CREES QUE ESTO AFECTARÁ AL REAL ESTATE HOTELERO?

Teniendo en cuenta la extraordinaria volatilidad que han experimentado las principales bolsas durante las últimas

4 semanas (registrando la mayoría de ellas caídas superiores al 30%) en estos momentos es muy previsible que los activos inmobiliarios sean considerados activos refugios por inversores, una vez la situación regrese a la normalidad (12-18 meses)?

 

Si asumimos, y así lo creemos, que la tendencia del turismo a nivel mundial seguirá siendo de crecimiento una vez controlada la pandemia, los hoteles, en particular, se posicionarán como asset class ganadores.

Es cierto que el valor de mercado de los hoteles se verá resentido por los siguientes dos factores:

 

  • Asumiendo que el 2020 está perdido, el track-record de los hoteles en 2021 y probablemente 2022 será más débil que el 2019.
  • Posiblemente, y aunque esto aún está por ver, se aprecie un cierto repunte de las yields exigidas a corto plazo, que podrá corregirse en la medida en que las principales economías mundiales vuelvan a recuperar su senda de crecimiento.

¿QUÉ OPORTUNIDADES CONSIDERAS QUE APARECERÁN A RAÍZ DE ESTA CRISIS?

 

Cuando se vuelva a la calma y ante el impacto de la crisis sobre la liquidez de las compañías, posiblemente algunas tengan incentivo a vender activos para hacer caja cuando la ventana de oportunidad se abra.

 

Numerosas SOCIMIs y fondos de inversión que han decidido adoptar una posición de wait & see​ por el momento, verán oportunidades de adquirir activos hoteleros con cierto descuento frente a los precios ofrecidos en época de precrisis.

 

Habrá, no obstante, pocas oportunidades de compra distress teniendo en cuenta que, por lo general, los niveles de endeudamiento del sector son inferiores a los de otras crisis, y los grupos hoteleros están, en su mayoría, capitalizados dado los últimos años de bonanza. En este sentido, y siempre y cuando la duración de la situación actual no se prolongue demasiado en el tiempo, los hoteleros tendrán solvencia suficiente para aguantar la crisis.

 

Sin embargo, sí se darán situaciones favorables para los fondos de deuda que tengan interés en financiar aquellas oportunidades donde la banca comercial convencional no esté dispuesta a intervenir como consecuencia de la incertidumbre.

 

Asimismo, también creemos que habrá oportunidades en el campo de la refinanciación con el objetivo de adaptar los plazos de amortización de la deuda a los nuevos entornos resultantes tras el control del Covid-19.

 

Finalmente, del lado de los operadores, prevemos que algunos operadores de marca blanca se verán afectados

por la crisis, y más previsiblemente aquellos centrados en contratos de arrendamientos o acuerdos de gestión con mínimo garantizado. A pesar de haber experimentado un crecimiento relevante durante los últimos años, sus balances no son lo suficientemente sólidos como para poder aguantar correctamente la era de “posguerra”. Esto podrá conducir, en consecuencia, a una consolidación del segmento de operadores de marca blanca y a un incremento de la actividad de M&A en el mismo.

Managing Director

Hotels

Email

+ 34 91 579 84 00

Contactar

LEER EN HOSTELTUR

El sector hotelero afronta la crisis en mejores condiciones que la de 2008

26-03-2020 | 08:00AM | Vivi Hinojosa

DESDE EL FOCO, CUARENTENA INMOBILIARIA

POR MIKEL ECHAVARREN | 30/03/2020

La realidad nos sobrepasa, pero seguimos sin desfallecer, persiguiendo la actualidad del Outbreak. Mikel Echavarren, CEO de Colliers, comparte su visión sobre el impacto del Corona Virus en el sector inmobiliario

IMPACTO DEL COVID-19 EN EL SECTOR RETAIL

POR PEDRO BARRERA | 26/03/2020

assorted-colored clothes on brown wooden shelf

Se está evaluando ya el impacto del coronavirus en el mercado de retail y en qué medida el cuarto trimestre puede paliar o igualar incluso la pérdida de negocio? ¿Qué medidas se pueden adoptar para paliar el problema?

 

En este momento es muy difícil evaluar este impacto ya que la situación que tenemos es muy reciente. En cualquier caso la pérdida de negocio que tengamos ahora, no la recuperaremos, pero con las medidas que se tomen por parte de las autoridades, el cuarto trimestre podrá ser muy similar al de cualquier otro año.

 

Medidas: Existen dos vías en la que hay que trabajar, por un lado los empleados y por otro, los alquileres.

Con respecto a los empleados, si la compañía no es capaz de resistir financieramente, agilizar al máximo la aplicación de ERTEs para las empresas y los pagos a los afectados por estas medidas.

 

Con respecto a los alquileres, Facilitar moratorias y carencias a los arrendatarios así como crear soluciones fiscales o compensatorias por parte del estado para que las propiedades se vena afectadas lo mínimo posible por esta situación.

 

El impacto, que es evidente en la contratación de oficinas y retail, ¿se nota también en el mercado de inversión?

 

Como no podía ser de otra manera, en el mercado de inversión se ha notado una ralentización debido a varios factores.

 

En primer lugar los inversores están lidiando con las moratorias, renegociaciones de renta y carencias que los arrendatarios de sus locales les están planteando para compensar el cierre de sus negocios, que representa una gran merma de ingresos para estos inversores/propietarios y que les hace priorizar sus necesidades a corto plazo.

Por otro lado, la situación de muchos retailes es incierta y esto genera desconfianza por parte de los inversores en que puedan mantener el actual nivel de rentas y por tanto la rentabilidad de los activos en cuestión.

 

También reseñar que estas situaciones extraordinarias como la que vivimos, generan muchas oportunidades en el mercado, pero que necesitan de un tiempo de maduración para que salgan al mercado y esto genera un parón ​ en las operaciones en curso por la expectación de futuras oportunidades mas interesantes que las actuales.

 

¿Hay negocios que se pueden ver favorecidos como el comercio electrónico?

 

Habrá casos concretos en los que un negocio este menos expuesto ante la crisis del Covid-19 y por tanto tengan un menor impacto negativo en sus negocios.

 

El sector de la alimentación que, a priori, pueda parecer uno de los mayores beneficiados por esta crisis, aumentó la facturación por la alarma social para el provisionamiento y no existían las restricciones de movimiento que hay en el presente. Con las actuales normas en cuanto a aforo, horarios y distancias de seguridad en las superficies de alimentación, las facturaciones son menores a las habituales.

 

Debido a las restricciones que hay de movilidad y la priorización de envíos de artículos de primera necesidad, entiendo que actualmente plataformas de venta online como Amazon han reducido sus ventas. Pero en mi opinión, estas empresas serán las más beneficiadas por esta crisis ya que esta situación acelerara la digitalización del retail y muchos de los negocios con localizaciones físicas se replantearan los canales físicos y vender a través de plataformas online que permitirá una reducción de costes y mayor protección ante circunstancias inesperadas.

 

Retail Director

Madrid

+ 34 91 579 84 00

Contactar

Una caída del consumo inédita en plena crisis de modelo: así es el ‘tsunami’ que amenaza el retail español

27-03-2020 | 00:10AM | Yolanda Durán

RETRASEMOS EL RELOJ INMOBILIARIO

POR GONZALO MARTIN | 23/03/2020

El Reloj Inmobiliario avanzó la pasada semana de manera brusca, adelantándose al cambio de horario de la primavera y transformando una etapa de crecimiento en una etapa de contracción y contención de pérdidas. En Colliers creemos que, sin experiencias previas de confinamientos en países desarrollados no es posible aplicar un “roadmap” que reduzca la incertidumbre, pero sí podemos usar nuestra experiencia para ayudar a mitigar sus consecuencias.

 

La primera idea que tenemos clara es que nos guste o no, desde enero en China y de forma más abrupta desde la pasada semana en el resto del mundo, la economía y los comportamientos individuales han cambiado y todos debemos adaptarnos a ello. Desde un punto de vista puramente económico, parece claro que esta situación de aislamiento masivo, unida a la crisis comercial existente con anterioridad, va a reducir el crecimiento global como mínimo de manera dramática durante 2020, y de manera probable a medio plazo. Por tanto, este ejercicio va a ser de recesión global y dependerá de las medidas económicas adoptadas y su efecto, si posteriormente podremos volver a la senda de crecimiento en las economías desarrolladas.

 

Aterrizando en el mundo financiero e inmobiliario, la demanda ha pasado drásticamente a estar congelada a la espera de una disminución de la incertidumbre, las decisiones de inversión tanto de fondos institucionales como de consumidores finales se encuentran en “stand by” hasta tener una foto clara de la magnitud de toda esta crisis. Este hecho, que ha sacudido todos los sectores productivos, congelará la economía durante los próximos meses y afectará de manera muy significativa al Inmobiliario. Los sectores hotelero, residencial, de oficinas y retail se verán afectados de manera directa por las medidas de prevención tomadas por las autoridades (estos últimos con un riesgo mayor de contracción significativa por su comportamiento eminentemente procíclico). Adicionalmente, también es importante destacar que este periodo será especialmente complicado para las empresas constructoras de nuestro país, que no se pueden permitir un parón prolongado debido a sus estrechos márgenes y a las pasadas subidas de precios de las materias primas.

 

En estos primeros momentos de shock y paralización, la prioridad es asegurar la caja y evitar quiebras, es decir, ni las ventas (por su drástica caída) ni la cuenta de pérdidas y ganancias van ser “drivers” en la toma de decisiones empresariales. De hecho, gobiernos centrales y otros organismos como ECB, FED o colectivos privados (Lazora, Via Célere, Metrovacesa…) han tomados medidas para garantizar la liquidez de manera ágil (dilación en el pago de impuestos, rentas y pagos a cuenta, reducción de cotizaciones en los ERTEs…). Lamentablemente, estas medidas, centradas en la ayuda a empresas y colectivos vulnerables mediante liquidez a corto plazo, no aseguran a futuro ni más consumo ni más inversión, y por tanto difícilmente dinamizarán la economía. La clave parece estar en las medidas que aún están por llegar, y que deben ir encaminadas a avivar la demanda y disminuir la carga impositiva, de manera que afecten directamente no sólo en la caja de empresas y particulares, sino que también mejoren su cuenta de pérdidas y ganancias.

 

Ante una situación tan excepcional, la primera cuestión que se nos plantea es qué criterios seguir para resistir a esta crisis coyuntural con el menor daño posible. Nuestra experiencia tras shocks como el del 11-S o el generado por las hipotecas “subprime”, nos ha enseñado que ahora es tiempo de agilizar la toma de decisiones, de priorizar el corto plazo, de realizar planes de tesorería extremadamente detallados para los próximos meses (y de actualizarlos semana a semana), de realizar esfuerzos para monetizar al máximo el fondo de maniobra, de reducir/renegociar los costes que más penalizan nuestra cuenta de resultados (ya sean fijos, variables o financieros) y de compartir esfuerzos entre todos los que formamos el mercado inmobiliario. Por tanto, en el corto plazo asistiremos a renegociaciones de contratos, refinanciaciones y creaciones de planes de contingencia que requerirán de elementos que ya vimos en el pasado y que se pueden resumir en varias cuestiones básicas: rigurosidad, prudencia y realismo desde el punto de vista financiero, y anticipación y profunda especialización desde el punto de vista inmobiliario.

 

Una vez superado este shock inicial, la situación resultante es menos clara. Las medidas de liquidez son correctas para atajar un momento inicial de dificultad, pero si el problema se encuentra en la cadena de valor toda esta liquidez no cambiará la tendencia. Parece claro que los próximos meses van a ser de una extraordinaria contracción y paralización de la economía, sin embargo, la duda estriba en si la recuperación comenzará en el próximo ejercicio o si por el contrario se profundizará en una crisis similar a la pasada de 2008. Concretamente, lo que nos jugamos es si el Reloj Inmobiliario sigue avanzando o es posible “retrasar el Reloj” hasta volver a un punto de partida similar al del último trimestre de 2019.

 

Lamentablemente desde Colliers no podemos adivinar el futuro, pero nuestra experiencia trabajando en el sector inmobiliario y financiero durante fases opuestas del ciclo, nos lleva a plantearnos una serie de reflexiones que esperamos puedan ayudar en la toma de decisiones de todos los agentes económicos.

 

Por un lado, el escenario más probable es que en un periodo de tiempo corto, la demanda se recupere y volvamos a un escenario de crecimiento (¿o estabilización?) similar al de antes de esta coyuntura, es decir, volveríamos relativamente rápido a un crecimiento sano y a conseguir “retrasar las manillas de nuestro Reloj”. Entonces, será el momento de volver a pensar en el medio plazo realizando alianzas que mejoren la solvencia y eficiencia del sector, de innovar, de invertir y de realizar planes de negocio ambiciosos para los años venideros. Y probablemente al mismo tiempo, será la ocasión de reflexionar sobre si dentro de nuestras previsiones deberíamos también contemplar sucesos de stress inesperados como el generado por el COVID 19. En este escenario nuestro crecimiento debería continuar, con algo menos de velocidad por el aumento de la deuda pública y la tendencia comercial global proteccionista, pero apoyado en superávits por cuenta corriente, una deuda privada controlada y un crecimiento inmobiliario libre de burbujas.

 

En un punto opuesto y no descartable, se sitúa el escenario de congelación de la demanda a medio plazo debido a un aumento del desempleo, esto fruto de la caída del PIB anual español que se estima se sitúe en torno al 6% para el 2020 (en 2009, cayó un 3,6% causando un incremento del 5% en el porcentaje de desempleados en el peor año de la pasada crisis). Si este escenario de crisis estructural se confirmase, lo más importante sería afrontar los problemas con realismo y buscar soluciones a medio plazo mediante acuerdos entre entidades financieras, promotores y fondos de inversión. Aspecto este último diferencial con respecto a la anterior crisis, ya que, al relativo saneamiento de nuestras entidades financieras y a la mayor solvencia de los balances de las promotoras, se une a la presencia de fondos institucionales en España acostumbrados a realizar transacciones y que, nos consta, ya se encuentran en busca de nuevas oportunidades de negocio que permitan dotar de dinamismo al sector.

 

¿Podemos ser optimistas ante esta situación? Por supuesto que sí, el inmobiliario es un valor refugio difícilmente replicable en otros sectores de la economía actualmente. Y en este escenario, el “Build to Rent” vuelve a emerger como principal protagonista del mercado, eso sí, seguiremos insistiendo en la necesidad de avanzar en la reducción de plazos burocráticos, así como en la flexibilización y actualización de nuestra normativa urbanística. Sólo así conseguiremos el parque de viviendas en alquiler a precios asequibles que necesitamos.

 

En nuestro sector hemos demostrado que unidos tenemos talento, optimismo, capacidad de trabajo y ganas de conseguirlo ¿Retrasamos juntos el Reloj?

 

 

 

"En la crisis anterior nuestro equipo de Corporate Finance reestructuró más de 37.000 millones de euros de deuda de promotores inmobiliarios, en procesos de negociación extraordinariamente destructivos.

 

Las circunstancias son diferentes y también se pueden afrontar los problemas desde una perspectiva mucho más constructiva, que permita remontar el bache y no perjudicar ni a empresas ni a la banca. En lugar de optar por negociaciones catastróficas deberíamos poner todos algo de nuestra parte para estructurarlas como arbitrajes y apoyo mutuo."

 

Mikel Echavarren, CEO Colliers International

 

Director | Corporate Finance

Madrid

+ 34 91 579 84 00

Contactar

CEO & Partner

Madrid

+ 34 91 579 84 00

Contactar

UNA PRUEBA FORZOSA PARA EL TELETRABAJO

POR MIGUEL ÁNGEL FALCÓN | 25/03/2020

silver iMac on desk near window

 

Desde las primeras semanas del mes de marzo, numerosas empresas españolas de todos los sectores se han visto forzadas a gestionar su fuerza laboral y equipos de manera remota y virtual. Previamente lo han hecho las empresas de la región Asia Pacifico y en breve lo harán las de las regiones de Europa y Norteamérica.

 

Este es el mayor ensayo de trabajo remoto que se produce en la historia de la humanidad y está generando tensiones en muchas compañías y resultados positivos en otras, poniéndonos a prueba a todos, trabajadores, directores y organizaciones.

 

De un día para otro no es viable reunirse con nuestros compañeros, equipos, clientes y colaboradores y toda interacción ha de ser en remoto y virtual.

 

Muchas organizaciones han comprobado que no están preparadas. Este es el caso de las empresas que no cuentan con herramientas corporativas de videoconferencia, acceso remoto a sus sistemas de gestión y logística o al servidor de la compañía, de modo que sus empleados están trabajando de una manera precaria realizando un sobreesfuerzo.

 

Otras han comprobado que, aunque cuentan con las herramientas corporativas necesarias y permiten que sus trabajadores puedan trabajar en remoto puntualmente, no tenían preparada una estrategia clara para toda la plantilla con un carácter prolongado en el tiempo, de modo que pueden observarse comportamientos y rendimientos variables según los equipos y las personas.

 

Y, finalmente, hay empresas que estaban preparadas en tecnología y procedimientos de trabajo remoto que inicialmente no han sufrido cambio alguno a nivel interno y, sin embargo, están experimentando las carencias de aquellas empresas y personas con las que interactúan fuera de su compañía, incluyendo clientes, proveedores y colaboradores, que no cuentan con dichos medios y preparación. ​

 

Lecciones que nos deja el COVID 19

Las empresas deberían proporcionar recomendaciones, ayuda y medios para el trabajo remoto. Con las herramientas y formación necesaria todos podemos llegar a ser más productivos, tal y como muestrandiversos estudios que analizan equipos que trabajan de forma remota comparados con equipos en entornos tradicionales. ​

 

Sin embargo, estos sistemas hay que adaptarlos a cada empresa y equipo de manera que sean realmente positivos y optimicen el funcionamiento de toda la compañía como un único organismo. El nivel de introducción del sistema será fruto de un análisis profundo y una visión y estrategias planteadas por expertos.

 

Los directores tendrían que ser capaces de gestionar los equipos en remoto, para lo que son necesarias herramientas y un mínimo de formación específica. Los empleados tendrían que adaptar su hogar para trabajar de acuerdo con la estrategia remota que adquiera cada empresa y a cambio esta debería estudiar caso por caso la situación e incluso llevar a cabo planes con medidas de apoyo concretas. El mobiliario debería ser ergonómico, el espacio de trabajo en el hogar debe contar con unos niveles acústicos y de iluminación natural y artificial adecuados, así como el ancho de banda de internet, deberían ser adecuados. En caso de que todo lo mencionado no sea viable quizá se puede plantear el acceso a espacios de trabajo flexible cercanos a la ubicación del empleado específico.

 

Por otro lado, la decisión de contar con una ubicación única y centralizada o planificar una descentralización probablemente surja en muchos Comités de Dirección y Consejos de Administración en las próximas semanas. El hecho es que las empresas querrán gestionar mejor futuras interrupciones del negocio, por cualquier causa, en lugar de enfrentarse al cierre de una oficina centralizada, movilizando en condiciones precarias todos sus equipos.

Además, el aspecto desolador de grandes espacios de oficina vacíos, con extensiones de puestos asignados sin uso, nos hace pensar acerca de determinados costes generales de las empresas que podrían ser optimizados o mejor utilizados.

 

El trabajo remoto también desvelará, pasado un tiempo, la necesidad de contar con espacios de socialización e interactuación física con nuestros equipos, otros departamentos, la dirección, los clientes, proveedores y colaboradores, en un entorno que reflejé con claridad y contundencia la imagen y la cultura de la empresa. La oficina será un lugar fundamental para colaborar, comunicar, motivar, presentar y sentirse conectados a la empresa, pero no será necesariamente la ubicación de nuestro puesto de trabajo diario. Al menos no para todos los empleados y equipos.

 

En este sentido, muchas empresas podrían replantearse la adecuada proporción de puestos asignados y compartidos, así como el factor de simultaneidad de sus plantillas por unidad de negocio, departamento o equipo.

 

Finalmente, esta potencial descentralización de los espacios de trabajo podría cambiar en España la tendencia a tratar de vivir lo más cerca posible del centro de las ciudades ya que no estaríamos obligados a desplazarnos a diario a “la oficina”, sino de una manera periódica, de acuerdo a necesidades reales. Esto podría influir en el mercado residencial así como en las soluciones de movilidad y en los niveles de contaminación. Incluso me atrevería a decir que podría ser una solución, en algunos casos, para la España vaciada, siempre y cuando el ancho de banda lo permita…

 

​ “Home Working”, una guía y una opinión: la tuya

Las realidades del Coronavirus / COVID-19 hacen que trabajar desde casa, o trabajar de forma remota, sea una forma efectiva de seguir siendo todos productivos e incluso mejorar los resultados. No obstante, es necesario guiar y apoyar a los equipos para que actúen de manera coherente, colaboren efectivamente y mejoren su servicio a los clientes.

 

En Colliers hemos preparado una breve guía que contribuye a mejorar las condiciones de nuestro trabajo remoto o desde casa

 

Además estamos realizando un estudio de opinión para medir el grado de satisfacción de las empresas y empleados en relación con el trabajo remoto. Compartiremos los principales resultados en varios momentos durante los próximos meses con el objetivo de ayudar a las organizaciones a mejorar su experiencia y proceso de transformación ¿te gustaría colaborar en nuestro estudio y acceder a sus resultados?

Un paso adelante en la reorganización de estrategias de trabajo en remoto

Desde Colliers y gracias a nuestra experiencia en servicios relacionados con la gestión de espacios de oficinas podemos ofrecer una amplia cobertura en el asesoramiento de los aspectos fundamentales para la redefinición de una nueva y necesaria estrategia de trabajo en remoto que incluye aspectos como:

 

  • Mediciones del nivel de satisfacción de tus empleados y directores acerca de la experiencia de trabajo remoto.
  • Desarrollo de propuestas de optimización concretas, basadas en toma de datos a medida de cada organización.
  • Apoyo en la elaboración de una estrategia y política corporativa de trabajo remoto “WFH Policy” organization’s work-from-home policy.
  • Apoyo en la selección de tecnologías de IT y comunicaciones necesarias para activar dicha “WFH Policy”.
  • Análisis del “portfolio” de espacios de oficina incluyendo mediciones de uso real y ocupación.
  • Estrategia de espacios de trabajo para optimizar su cartera de superficie alquilada incluyendo reducciones de espacio, mejora de la imagen de la marca y la creación de entornos saludables, inspiradores y aceleradores de las actividades de colaboración y creación.
  • Gestión del cambio de la organización en su conjunto – “Change Management”.
  • Gestión de proyectos globales de transformación incluyendo la estrategia general, las tareas inmobiliarias asociadas, el diseño y la ejecución de los proyectos inmobiliarios y tecnológicos. Workplace Strategy, Tenant Representation, Design and Construction Management.
  • La gestión de su cartera de superficie alquilada “Workplace Management” para adaptarla rápidamente a sus necesidades, que serán cada vez más cambiantes.

Managing Director | REMS & Technical Services

Madrid

+ 34 91 579 84 00

Contactar

EL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL SECTOR OFICINAS

POR NEIL LIVINGSTONE | 25/03/2020

man in blue dress shirt sitting on rolling chair inside room with monitors

 

Se está evaluando ya el impacto del coronavirus en el mercado de oficinas y en qué medida el cuarto trimestre puede paliar o igualar incluso la pérdida de negocio? ¿Qué medidas se pueden adoptar para paliar el problema?

 

Es aún prematuro evaluar el impacto que esta emergencia tendrá en el sector puesto que ahora mismo estamos en estado de shock y está claro que habrá un ajuste. Antes del outbreak la opinión, más o menos generalizada, era que el mercado estaba tocando techo en cuanto a precios, esta crisis servirá para corregir cuando haya estabilización y normalidad.

 

En cuanto a medidas, creemos que por parte del Gobierno se deberían agilizar las reestructuraciones de empresas minimizando el impacto social.

 

El impacto, que es evidente en la contratación de oficinas y retail,
¿se nota también en el mercado de inversión?

 

Una gran parte de transacciones que ya estaban avanzadas antes del 9 de marzo se cerrarán, otras transacciones que se encontraban en sus fases iniciales se meterán en stand by durante un periodo. Este período se determinará en las próximas semanas cuando tengamos más claridad sobre la situación en Europa y los EEUU. Probablemente empezando en el segundo semestre veremos una actividad más clara y proporcionada, una vez tengamos estabilización sobre la actividad ordinaria que generarán nuevas oportunidades.

 

¿Hay negocios que se pueden ver favorecidos, como los coworking, el comercio electrónico?

 

El comercio electrónico es un sector que claramente favorecido en este momento. En general, estos momentos traerán consigo un cambio tecnológico hacia la eficiencia con el uso de reuniones virtuales que acortarán tiempos, desplazamientos breves y viajes de negocio incluso entre países.

 

Probablemente habrá un cambio de tendencia en el diseño de oficinas y a partir de ahora el teletrabajo entrará de forma consciente en la configuración de muchos nuevos negocios, no sólo desde el punto de vista de la tecnología sino también en el propio diseño de los nuevos espacios de trabajo.

 

Managing Director | Capital Markets

Madrid

+ 34 91 579 84 00

Contactar

LEER EN BRAINSRE.NEWS

Las oficinas se perfilan como el activo refugio de la inversión a pesar del descenso del 15% previsto

25-03-2020 | 00:10AM | Yolanda Durán

IDEAS FELICES PARA LA CREACIÓN DE EMPLEO EN EL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN

POR MIKEL ECHAVARREN | 20/03/2020

person sitting on tower at daytime

 

El Gobierno ha lanzado una serie de medidas tendentes a mitigar los efectos de la actual crisis. Algunas de ellas inciden directamente en el gasto público y la deuda, y otras, las más importantes, se refieren fundamentalmente a avalar la financiación privada de las empresas.

 

Considerando el impacto extraordinario que la crisis actual tendrá en el sector de construcción, creemos que existen medidas adicionales que sin afectar ni al déficit ni al endeudamiento público podrían ayudar a dinamizar el mercado laboral de una forma muy significativa una vez que termine la crisis.

 

Nos referimos a la implantación de medidas extraordinarias de agilización de licencias de construcción en todo el país durante los meses posteriores a la crisis sanitaria, y a la aprobación de una masiva flexibilización de usos que permitan adaptar edificios obsoletos a las nuevas necesidades del mercado.

 

De esta forma se acortarían por la guía de agilización de licencias, entre seis y 12 meses la posible contratación de trabajadores de las obras correspondientes, y si dicha flexibilización de usos se produjera en el cortísimo plazo posterior a la fase de confinamiento domiciliario de la crisis sanitaria se atraería un volumen elevadísimo de inversión para la rehabilitación de edificios obsoletos hacia usos demandados.

 

Algunos ejemplos de esta flexibilización potencial serían la conversión de edificios de oficinas obsoletos en trasteros, de oficinas en viviendas en alquiler, de áreas industriales en vivienda social para el alquiler, de edificios de viviendas en residencias de estudiantes o en residencias de ancianos.

 

Para ello se requeriría el ejercicio de la autoridad del Estado basado en las extraordinarias circunstancias actuales y el desarrollo legislativo que permita la ejecución de estas medidas en los próximos seis meses. Con la bondad añadida de que no costaría nada a los españoles, dinamizaría la inversión en un mundo en economía de guerra, y permitiría desarrollar un Plan Marshall de construcción orientado hacia la puesta en el mercado de usos muy demandados.

 

Este tipo de medidas podrían crear decenas de miles de puestos de trabajo en los 18 meses posteriores a la consecución de esta crisis sanitaria

 

Creemos sinceramente que son medidas “gratis” de creación enorme de empleo que no potencian la especulación y que facilitarían la modernización de nuestro parque de inmuebles.

 

CEO & Partner

Madrid

Email

+ 34 91 579 84 00

Contactar

LEER EN EL CONFIDENCIAL

Existen medidas que sin afectar ni al déficit ni al endeudamiento público podrían ayudar a dinamizar el mercado laboral de una forma muy significativa una vez que termine la crisis

19-03-2020 | 19:16 PM | Mikel Echavarren

COVID-19 Y EL SECTOR RESIDENCIAL

POR MIKEL ECHAVARREN | 18/03/2020

 

La pandemia provocada por el coronavirus está teniendo un impacto extraordinariamente negativo en el crecimiento global, en el turismo, el transporte de pasajeros y en las bolsas.

 

Su estimación es actualmente incalculable ya que nos enfrentamos a un escenario desconocido por nuestra generación, a la gestión de una nueva enfermedad y también a un efecto impredecible, el miedo.

 

En el sector residencial español tendrá un impacto muy significativo, al menos en 2020, fundamentalmente por la incertidumbre creada, la drástica reducción del turismo y de la actividad económica en general, la destrucción de empleo y por la disminución del efecto riqueza de los posibles compradores de una vivienda por las pérdidas de sus inversiones financieras. Los ahorros de los españoles se invierten entre un 20 y un 30% en bolsa y en fondos de inversión. Las caídas de los índices bursátiles, superiores al 40% en algunos casos, supondrán un impacto directo en las decisiones de inversión y de compra de viviendas que se evidenciarán, fundamentalmente, en las estadísticas de venta de viviendas de segunda mano y en los ritmos de venta de la obra nueva.

 

La destrucción de empleo, cambiando radicalmente la tendencia de los últimos años, supondrá un impacto negativo en la demanda de compra de viviendas. La ralentización del ritmo de ventas de viviendas de obra nueva provocará mayores exigencias de la banca para financiar nuevas promociones y, es esperable, la estabilización de los costes de construcción y la caída de los costes de los materiales, al dilatarse en el tiempo la contratación de las obras. Se incrementarán los problemas de construcción por rupturas en los suministros de materiales de obra y la solvencia de subcontratistas.

 

Una derivada menor respecto al volumen total de transacciones será la drástica reducción de ventas de viviendas a extranjeros. En 2019 se vendieron unas 63 mil viviendas a no residentes. Si consideramos el efecto conjunto de del Brexit y del coronavirus, dicho volumen podría reducirse en 2020 en más del 50%.

 

Las estadísticas de ventas de obra nueva recogen las unidades escrituradas y por tanto entregadas en cada año. Dichas viviendas iniciaron su comercialización entre dos y tres años antes de su entrega, por lo que no reflejan realmente el pulso del mercado ante situaciones adversas. No obstante, en 2020 se producirán cancelaciones de contratos privados de compra de viviendas de obra nueva que podrían reducir las unidades vendidas en 2019.

 

Sin embargo, no es un indicador relevante de lo que ocurrirá en el mercado, donde la ralentización de las ventas de las nuevas promociones en curso debería provocar una reducción moderada de precios de venta en nuevas viviendas y una bajada mayor de precios en viviendas de segunda mano.

 

La moratoria en el pago de hipotecas anunciada por el gobierno es una medida razonable para unas circunstancias excepcionales que no deberían extenderse muchos meses. En cualquier caso estoy convencido de que la Banca española habría ofrecido alternativas similares considerando las circunstancias y la experiencia de las ejecuciones de la crisis anterior.

CEO & Partner

Email

+ 34 91 579 84 00

Contactar

LEER EN EL CONFIDENCIAL

La vivienda se prepara para las primeras caídas de precio por el coronavirus

20-03-2020 | 00:05 AM | Elena Sanz

LEER EN BRAINSRE.NEWS

La compraventa de viviendas,
a cero desde el 15 de marzo

20-03-2020 | 00:05 AM | Yolanda Durán

LEER EN CINCO DÍAS

El inmobiliario se aferra a un corte comercial limitado que no vuelva a hundir al sector

18-03-2020 | 00:10 AM | Alfonso Simón

LEER EN OBSERVATORIO

Colliers prevé que el coronavirus tendrá un impacto “muy significativo” en el residencial español

18-03-2020 | 09:00 AM | REDACCIÓN

Contacta con nosotros

Si tienes alguna inquietud o quieres compartir con nosotros temas relevantes para nuestro sector envíanos un email.

 

GRACIAS

Esta plataforma proporciona información basada principalmente en datos de Colliers International, que pueden ser útiles para anticipar tendencias en el sector inmobiliario. Sin embargo, no se otorga ninguna garantía en cuanto a la precisión y no se acepta responsabilidad por negligencia en relación con las previsiones, cifras o conclusiones contenidas en la misma ni se debe utilizar como herramienta para la toma de decisiones de inversión o cualquier otro propósito. El brote del nuevo coronavirus (COVID-19), declarado por la Organización Mundial de la Salud como una "pandemia global" el 11 de marzo de 2020, ha afectado la actividad del mercado en muchos sectores, creando un conjunto de circunstancias sin precedentes sobre las cuales basar un juicio. Esta plataforma no constituye y no debe ser tratada como una herramienta de inversión o valoración. Dado el impacto futuro desconocido que podría tener COVID-19 en las variables de oferta, demanda y precios del mercado inmobiliario, les agradecemos que tengan en cuenta que nuestro análisis está completamente expuesto a la incertidumbre del mercado, a pesar de nuestros esfuerzos por mantener sólidas nuestras previsiones e informes